Make your own free website on Tripod.com

 

 

LLos Muertos Inicuos—¿Experimentarán
Aniquilación o Tormento Eterno?

Dan Corner

(Autorizamos copiar este artículo para utilizarlo en su totalidad solamente.)

Como con cualquier punto doctrinal, debemos buscar cuidadosamente en las Escrituras la respuesta a esta importante pregunta (2 Tim. 3:16, 17). No podemos subrayar esto demasiado, porque sólo en las Escrituras aprendemos las verdades de Dios. Esto quiere decir que debemos ir primero a la palabra escrita de Dios para entender lo abstracto. Por ejemplo, si la Escritura directamente declara que los muertos inicuos serán eternamente atormentados, entonces debemos interpretar que la misericordia, el amor, la gracia y la justicia de Dios, permiten esto. En contraste, lo siguiente es un ejemplo de cómo la antagonista Ellen G. White, fundadora del Adventismo del Septimo Día of Seventh-Day (ASD), ve esta doctrina:

Cuán repugnante a toda emoción de amor y misericordia, y aún a nuestro sentido de justicia, es la doctrina de que los muertos inicuos son atormentados con fuego y azufre en un infierno eternamente incendiado; que por los pecados de una breve vida terrenal vayan a ser torturados mientras Dios viva.(1)

Los Testigos de Jehová (TJ) han escrito algo similar:

El infierno no podría ser un lugar de tormento porque una idea así nunca vino ala mente ni al corazón de Dios. Además, para atormentar a una persona eternamente porque hizo mal en la tierra por unos pocos años es contrario a la justicia (itálico de ellos).(2)

¿Querría un Dios amoroso verdaderamente atormentar a la gente para siempre?(3)

No debemos nunca recurrir a razonamientos humanos aparte de las Escrituras, como los antes mencionados, si queremos conocer la verdad. De hecho, las Escrituras establecen el engaño que puede resultar de este tipo de pensamiento errado:

Mirad que nadie os engañe por filosofías y vanas sutiliezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los elementos del mundo, y no según Cristo.(Col. 2:8).

E. G. White continuó haciendo otras extremas, acusaciones no escriturales acerca de esta doctrina y aquellos que la abrazan:

Está más allá del poder de la mente humana el calcular el malque ha traído la herejía del tormento eterno.(4)

La teoría del tormento eterno es una de las falsas doctrinas que constituyen el vino de la abominación de Babilonia, del cual ella hace que todas las naciones beban ... Lo recibieron de Roma ... Si nos tornamos del testimonio de la Palabra de Dios, y aceptamos falsas doctrinas porque nuestros padres las enseñaron, caemos bajo la condenación pronounciada sobre Babilonia; estamos bebiendo el vino de su abominación.(5)

¿Es Su Alma Eterna?

¿Es ese verdaderamente el mensaje de la Escritura que Dios desea que la humanidad conozca acerca de la muerte de los inicuos? Busquemos en el registro eterno nosotros mismos, como lo hicieron los de Berea (Hechos 17:11). El primer pasaje que debemos observar es Apoc. 20:10:

Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos (RV).

La palabra estaban en ese versículo se refiere al diablo, a la bestia (o anticristo) y al falso profeta. En otras palabras, el diablo y algunos humanos sufrirán este destino eterno. Así, según la Escritura, su destino eterno será tormento día y noche por los siglos de los siglos. De esto podemos también concluír que las almas del anticristo y del falso profeta son eternas, ya que no van a ser aniquiladas o eliminadas de la existencia. Esta misma verdad es repetidamente sustanciada a través de la Escritura.

Más aún, la palabra Griega traducida como atormentados en Apoc. 20:10, en su significado, es:

basanizo, bas-an-id'-zo; del G931; torturar:--dolor, fatiga, tormento, arrojar, vejar.

Basanizo(6) aparece en otro lugar:

Y clamaron [los demonios] diciendo: "¿Qué tienes con nosotros, Jesús, Hijo de Dios? ¿Has venido acá para atormentarnos antes de tiempo?" (Mt. 8:29, RV).

Ese versículo revela que los demonios conocían ya cuál sería su futuro destino, esto es, tormento no aniqilación. Consecuentemente, este versículo y Apoc. 20:10 juntos nos brindan una idea más clara acerca del fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles:

Entonces dirá también a los de la izquierda: "Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles" (Mt. 25:41, RV).

Este fuego eterno del que habló el Señor en Mt. 25:41 fue especialmente preparado para que seres espirituales fueran atormentados para siempre (Apoc. 20:10; Mt. 8:29). De acuerdo a este verso, Apoc. 20:10 y Mt. 25:46 personas irán también a este fuego especial.

E irán éstos ["cabritos"] al castigo eterno: pero los justos a la vida eterna (KJV).

La palabra Griega para "castigo" en este versículo también significa tormento:

kolasis, kol'-as-is; del G2849; imposición penal:—castigo, tormento.

De nuevo, la evidencia demuestra que los muertos inicuos van al "tormento eterno", según las enseñanzas de Jesús y no pueden interpretarse como aniquilación.(7) (Si fueran aniquilados, no podrían experimentar tormento eterno.) Todas las personas semejantes a los cabros serán lanzados en el mismo fuego preparado para el diablo y sus ángeles, lo cual va de acuerdo con la clara enseñanza de Apoc. 20:10.

Geenna o Gehenna

Como los ASD, los agresivos TJ también se oponen a la doctrina de un tormento eterno y conciente para los muertos. Dos de las Escrituras mal interpretadas por ellos para esto son Mt. 10:28 y Luc. 12:4, 5:

Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puededestruír el alma y el cuerpo en el infierno [geenna] (RV).

Mas os digo, amigos míos: No temáis a los que matan el cuerpo, y después nada más pueden hacer. Pero os enseñaré a quién debéis temer: Temed a aquel que después de haber quitado la vida, tiene poder de echar en el infierno [geenna]; sí, os digo, a éste temed (RV).

El aniquilacionista Clark Pinnock, también cita Mt. 10:28 en forma similar:

Nuestro Señor habló claramente del juicio de Dios como la aniquilación de los inicuos cuando advirtió de la capacidad de Dios para destruír al cuerpo y el alma en el infierno (Mt. 10:28).(8)

(La palabra Griega traducida como Infierno en Mt. 10:28 y Luc. 12:5 es geenna. Otros versículos en los que esta palabra se encuentran son: Mt. 5:22, 29, 30; 18:9; 23:15, 33; Marc. 9:43, 45, 47; Sant. 3:6. Jesús fue el único que utilizó el término geenna, excepto Santiago en ese único versículo.)

Los TJ erróneamente entienden geenna (o gehenna) como:

También hemos aprendido que Gehenna no significa un lugar de tormento, sino que en la Biblia se utiliza como un símbolo de destrucción eterna.(9)

Destruye No Aniquila

De Mt. 10:28 y Luc. 12:4, 5, podemos concluír que aquellos que son lanzados en el infierno (geenna) tienen tanto sus almas como sus cuerpos destruídos allí. Sin embargo, la palabra traducida como destruír (apollumi), como se utiliza en Mt. 10:28, no significa aniquilar. Además de Apoc. 20:10 como prueba de esto, podemos fácilmente deducirlo si examinamos otros dos verículos donde esta misma palabra Griega es utilizada, pero queriendo decir perderse y perdido respectivamente:

ni echan vino en odres viejos; de otra manera los odres se rompen, y el vino se derrama, y los odres se pierden [apollumi]: pero echan el vino nuevo en odres nuevos, y lo uno y lo otro se conservan juntamente (Mt. 9:17, RV).

"Porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido [apollumi] y es hallado. Y comenzaron a regocijarse" (Luc. 15:24, RV).

De nuevo, esta palabra Griega no puede significar aniquilar. Sabemos esto porque las botellas de vino que se perdieron estaban todavía en existencia, pero arruinadas para el propósito para el cual fueron creadas. Todavía más, el hijo pródigo no fue aniquilado cuando se perdió, sino que estaba completamente conciente en aquel estado espiritual.

Aún más, si uno fuera aniquilado en el geenna no podría experimentar "tormento" por los siglos de los siglos, como claramente expresa Apoc. 20:10. Todavía más, ese mismo pasaje es mucho más claro cuando lo consideramos junto a Apoc. 19:20. Aquí los presentamos unidos:

Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre (Apoc. 19:20, RV).

Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta ; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos (Apoc. 20:10, rv).

Claramente entonces, el diablo, el falso profeta y el anticristo experimentarán todos el castigo eterno, esto es, tormento sin fin para siempre, pero no destrucción total, como algunos enseñan. Esto es aún más claro cuando observamos que "la bestia y el falso profeta" fueron lanzados en el lago de fuego y azufre 1,000 años antes de que el diablo llegara allí, y aún así, estos humanos no fueron aniqilados en el lago de fuego.

Recuerde también que este fuego fue preparado para seres espirituales, y es algo nunca visto y de lo que no sabemos nada, excepto lo que aparece revelado en la Biblia. Entonces, argüir que este mismo fuego no puede ser literal, porque del fuego emana luz y lo opuesto, esto es, la más densa oscuridad está reservada para los que se pierden (2 Ped. 2:17; Judas 13, RV) no tiene sentido, ya que ese argumento está basado en lo que conocemos acerca de un fuego que no puede atormentar a seres espirituales. ¿No será acaso posible que de un fuego que atormente por los siglos de los siglos pueda emanar oscuridad?

Jehová Se Venga y Guarda Su Enojo

Considere las siguientes verdades acerca de Dios, las que muy pocas veces son mencionadas:

Jehová es Dios celoso y vengador; Jehová es vengador y lleno de indignación; se venga de sus adversarios y guarda su enojo para sus enemigos (Nahum 1:2, RV).

Apoc. 14:9-12 añade a todo esto al establecer:

Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, el también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira ; y será atormentedo(10) con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre. Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios en la fe de Jesús (RV).

El Señor Reserva a los Injustos para Ser Castigados

Observe, además 2 Ped. 2:9:

...sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio (RV).

La palabra Griega traducida como "reservar" (RV) aparece definida a continuación:

tereo, tay-reh'-o; de teros (vigilia; tal vez relacionado a G2334); guardarse (de pérdida o daño), a base de mantenerse alerta; distinto a G5442, que significa evitar eacapar; y a G2892, en donde se implica una fortaleza o una línea completa de aparato militar), observar (una profesía; fig. cumplir una orden); por impl. detener (en custodia; fig. mantener); por extensión, retener (para fines personales; fig. mantenerse soltero):—aguantarse, tener, (ob-, pre-, re) servar, vigilar.

En el contexto de 2 Ped. 2:8-10, los Sodomitas son los injustos reservados bajo castigo. Esto quiere decir que han pasado miles de años desde la destrucción de Sopoma (Gen. 19:24) hasta el día de hoy y todavía ellos están reservados o preservados(11) esperando el día del juicio mencionado en Apoc. 20:11-15. Sus almas no han sido aniquiladas a lo largo de milenios. Considere este significativo dato.

Sufriendo es en Contínuo Presente

Judas comenta acerca de la misma gente inmoral de los que Pedro estableció que están reservados:

como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquellos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno (Judas 7, RV).

La palabra Griega traducida como sufriendo es un participio presente activo, que expresa una acción contínua o repetida. Utilizar el tiempo contínuo sufriendo para ellos sería imposible si fueran aniquilados de la existencia.

Observe también la palbra castigo en el relato de Judas. Recuerde a Nahum 1:2 cuando lo analice. Aquí está otra vez:

Jehová es Dios celoso y vengador; Jehová es vengador y lleno de indignación; se venga de sus adversarios y guarda su enojo para sus enemigos.

Aniquilación, una imposibilidad

Este es otro versículo que contradice la aniquilación de los inicuos y que muchas veces es ignorado:

A la verdad el Hijo del Hombre va, según está escrito de él, más ¡ay de aquel hombre [Judas] por quien el Hijo del Hombre es entregado! Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido (Mrc. 14:21, RV).

Claramente ese es un lenguaje de condenación. Más aún, Jn. 17:12 es explícito en cuanto a que el apóstol Judas Iscariote murió en una perdida condición espiritual, aún cuando antes había sido salvado (Mt. 10:1-4 cf. 12:49,50).(12) El Señor dijo de Judas que él estaría peor después de muerto que antes de haber nacido. Antes de nosotros haber nacido no conocíamos nada. En otras palabras, estabamos en una condición similar a la de ser aniquilados. Sin ambargo, eso no es lo que Judas y otros muertos inicuos van a conocer, según Jesús.

Mayor Condenación

En forma similar, la aniquilación de los inicuos es desmentida en esta Escritura:

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho le hacéis dos veces más hijo del infierno, [geenna] que vosotros (Mt. 23:14, 15, RV).

¡Va a haber una mayor condenación en el geenna para unos que para otros! ¡Esto sería imposible si todos los inicuos fueran aniquilados. Si todos ellos fueran aniquilados, entonces todos recibirían la misma "condenación." Ninguno podría recibir una mayor condenación.

Otros Pasajes Relacionados sobre el Infierno

Considere estos otros pasajes acerca de aquellos que no entran en el Reino de Dios:

Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno [geenna], al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos nunca muere, y el fuego nunca se apaga. Y si tu pie te fuere ocasión de caer, córtalo; mejor te es entrar a la vida cojo, que teniendo dos pies, ser echado en el infierno [geenna], al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos nunca muere, y el fuego nunca se apaga. Y si tu ojo te fuere ocasión de caer, sácalo; mejor te es entrar en el reino de Dios con un ojo, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno [geenna], al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos nunca muere, y el fuego nunca se apaga (Mrc. 9:43-48, RV).

Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego (Mt. 3:10 RV).

Su aventador está en su mano, y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagrá (Mt. 3:12 RV).

Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno [geenna] de fuego (Mt. 5:22 RV).

Todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego (Mt. 7:19 RV).

De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo (Mt. 13:40 RV).

Así será al fin del siglo; saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los justos, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes (Mt. 13:49, 50 RV).

Por tanto, si tu mano o tu pie te es ocasión de caer, córtalo y échalo de ti; mejor te es entrar en la vida cojo o manco, que teniendo dos manos o dos pies ser echado en el fuego eterno. Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno [geenna] de fuego (Mt. 18:8, 9 RV).

Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera. Allí será el lloro y el crujir de dientes (Mt. 25:30, RV).

Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua (Dan. 12:2, RV).

Sobre los malos hará llover calamidades Fuego, azufre y viento abrazador será la porción del cáliz de ellos (Psa. 11:6, RV).

en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; los cuales sufrirán de pena eterna de perdición, excluídos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder (2 Tes. 1:8, 9, rV).

Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o tres testigos muere irremisiblemente. ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado(13), e hiciere afrenta al Espíritu de gracia? (Heb. 10:26-29, RV).

Tanto los Justos como los and Inicuos Han Descendido al Sheol

En el AT, tantos los justos como los inicuos descendían al sheol. Sheol es el equivalente al hades en el AT. Sabemos esto porque en Hechos 2:27 se cita el Sal. 16:10 y se utiliza hades en Hechos, pero sheol en Salmos, para la misma palabra. Antes de que Jesús resucitara de su tumba, ambos, los justos (Gen. 37:35) y los inicuos (Sal. 9:17; Prov. 7:27) iban a ese lugar. Asombrosamente, aún Jesús, después de su muerte redentora y antes de su resurrección corporal, fue al hades (Hech. 2:31). Fue en ese momento que le predicó a los "espíritus encarcelados que desobedecieron" en tiempos de Noé (1 Ped. 3:19, 20, RV). El hecho de que Jesús predicara desde el hades a los muertos inicuos contradice la idea del sueño del alma, porque eso hubiera sido imposible si Jesús y su audiencia hubieran estado inconcientes en aquel momento.

Eccl. 9:5,10

Eccl. 9:5,10 ha sido erróneamente utilizado para sustentar el concepto equivocado del "sueño del alma." Desafortunadamente, estos versículos han sido sacados del contexto correcto, creando confusión. Por favor, observe los versículos 3-10:

Este mal hay entre todo lo que se hace debajo del sol,, que un mismo suceso acontece a todos, y también que el corazón de los hijos de los hombres está lleno de mal y de insensatez en su corazón durante su vida; y después de esto se van a los muertos. Aún hay esperanza para todo aquel que está entre los vivos; porque mejor es perro vivo que león muerto. Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol. Anda, y come tu pan con gozo, y bebe tu vino con alegre corazón; porque tus obras ya son agradables a Dios. En todo tiempo sean blancos tus vestidos, y nunca falte ungüento sobre tu cabeza. Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de la vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, porque esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te afanas debajo del sol. Todo lo que te viniere a la mano hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el Seol, adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría (Ecl. 9:3-10).

El "único evento que todos," experimentaremos "debajo del sol" es la muerte física. Vea también Heb. 9:27. Esto explica el significado de los muertos nada saben, esto es, los físicamente muertos no saben lo que ocurre "debajo del sol" donde los físicamente vivos están. No tienen nada que ver con los vivos más, como una vez tuvieron. Además, en la tumba [sheol] no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría, todas ellas tareas y deberes comunes a los vivos "debajo del sol." Otra vez, 1 Ped. 3:19 refuta claramente la idea del sueño del alma.

En Kuc. 16:19-31, Jesús dio algunos detalles acerca del lugar de los muertos, con sus dos compartimientos separados por un gran abismo insalvable, cuando enseñó acerca de dos personas que murieron y dónde estaban después. Los aniquilacionistas, como los TJ, intentan explicar este pasaje diciendo lo siguiente:

El texto que queda en el que se utiliza el término Hades se encuentra en Luc 16:22-26 en el relato del "hombre rico" y "Lázaro." El lenguaje a lo largo del relato es sencillamente parabólico y no puede ser interpretado literalmente dados los texto que le preceden. Nota, sin embargo, que del "hombre rico" de la parábola se dice que fue "enterrado" en el Hades, presentando evidencia adicional para sustentar que el Hades significa la tumba común de la humanidad.(14)

Aquí está el pasaje acerca de Lázaro y el hombre rico que fue al hades:

Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquel, leno de llagas, y ansiaba saciarse de las migajas que caían sobre la mesa del rico; y aún los perros venían y le lamían las llagas. Aconteció que murió el mendigo y fue llevado al seno de Abraham; y murió también el rico y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que me moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. El entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos (RV).

No Es Una Parábola

Más allá de la muerte física, Lázaro se reunió con Abraham en un lugar agradable. Ya que Abraham fue un personaje real del AT, sabemos que esta historia no puede ser una parábola, como los TJ quieren hacernos pensar. Más aún, este pasaje no aparece identificado como una parábola ni bajo la descripción de parábolas, como aparecen las demás en los Evangelios (Mt. 13:3, 10, 13, 18, 24, 31, 33, 34, 35, 36, 53; 15:15; 21:33, 45; 22:1; Marc. 3:23; 4:2, 10, 11, 13, 30, 33, 34; 7:17; 12:1, 12; Luc. 5:36; 6:39; 8:4, 9, 10, 11; 12:16, 41; 13:6; 14:7; 15:3; 18:1, 9; 19:11; 20:9, 19; 21:29).

Finalmente, aceptar la enseñanza del hombre rico y Lázaro como una parábola, como los TJ quieren que hagamos, es también darle una muy extraña interpretación que no puede ser verificada. Lo siguiente es lo que la Sociedad Atalaya enseña:

El hombre rico en la ilustración representa los líderes religiosos importantes que rechazaron a Jesús y finalmente le mataron. Lázaro representa la gente común que aceptaron al hijo de Dios. La muerte del hombre rico y de Lázaro representa un cambio en su condición. Este cambio ocurrió cuando Jesús alimentó alimentó espiritualmente a la gente olvidada como Lázaro, para que ellos pudiesen así recibir el favor de Abraham del Abraham Mayor, Jehová Dios. Al mismo tiempo, los falsos líderes religiosos "murieron" con respecto a obtener el favor de Dios. Habiendo sido descartados, sufrieron tormentos cuando los seguidores de Cristo expusieron sus malas obras. (Hechos 7:51-57) Así, esta ilustración no enseña que algunas personas muertas son atormentadas en un infierno de fuego literal..(15)

No hay ninguna Escritura que llame a Dios el Abraham Mayor. Es vitalmente importante recordar que la Sociedad Atalaya es una Bíblicamente-definida como falso propfeta. (Vea su larga lista de profesías falsas disponibles a través del "Alcance Evangélico," P. O. Box 265, Washington, PA 15301. Vea los punto de contacto en la portada de esta folleto.) Por esto, su extraña interpretación de Luc.16:19-31 debe reconocerse como proveniente de una fuente oscura. Observe: mientras que ellos dicen que ese pasaje no enseña que algunas personas son atormentadas en un infierno de fuego literal, el Señor Jesucristo enseñó otra cosa.

El Fuego Del Hades

El hombre rico de Lucas 16:19-31 también murió y su cuerpo fue enterrado. El fue a un lugar de tormento en fuego:

Y en el Hades alzó los ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que me moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.(Luc.16:23, 24, RV).

Recuerde que el cuerpo humano no es lo mismo, obviamente, que el alma. Jesús enseñó en Mt. 10:28 que hay una diferencia entre el cuerpo del hombre y su alma, por la palabra y. Por lo tanto, después que una persona muere físicamente, su alma seguirá viviendo, como lo confirman los pasajes antes mencionados. Aquí vemos una vez más que los TJ están en un error cuando enseñan lo siguiente:

... Dios creó al hombre con un alma. El hombre es un alma (italics theirs).(16)

La palabra Griega traducida como atormentedos (basanizo) en Apoc. 20:10 proviene de la palabra (basanos) interpretada como tormentos en Luc. 16:23 y tormento en el v. 28. Esto nos ayuda a entender cómo el fuego del Hades (Luc. 16:23, 24) puede seguir atormentando, pero no aniquila a las personas que mueren en una condición espiritual sin salvación. Nos ayuda también a comprender el siguiente pasaje que establece que el Hades entregó los muertos que había en él y será al final lanzado en el lago de fuego:

Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda (Apoc. 20:13, 14, KJV).

Observe: los muertos en el hades, aún después de miles de años, no fueron aniquilados ni sacados de la existencia, porque fueron entregados para ser juzgados, antes de ser lanzados al lago de fuego (v. 15).

Además, la muerte segunda es otro nombre para el lago de fuego. La muerte en ese contexto significa separación no destrucción por aniquilación. Recuerde que cuando el hijo pródigo estaba muerto estaba separado del Padre. Para las personas experimentar muerte segunda significa que estarán separados de Dios en un lugar de fuego y azufre donde serán atormentados para siempre.

el mismo hombre rico de Luc. 16:19-31 que estaba siendo atormentado en fuego podía recordar su vida terrenal y estaba completamente conciente mientras oía y hablaba con Abraham, podía ver a Lázaro y deseaba agua. Por lo tanto, las enseñanzas de los ASD y TJ sobre el sueño del alma, son antibíblicas. Vea también Apoc. 6:9-11(17) y 1 Ped. 3:19, 20.(l8) Esto también contradice claramente esta creencia de los TJ:

Así que los sentidos humanos del oído, la vista, el tacto, el olfato y el gusto, los cuales dependen, de su capacidad para pensar, todos dejarán de funcionar. De acuerdo a la Biblia, los muertos entran en un estado de completa inconciencia.(19)

Jonás Oró desde el Sheol

Recuerde también que Jonás estaba totalmente conciente cuando oraba a Dios desde el sheol (Jonás 2:2).Que embarazoso resulta este evidente hecho para la siguiente enseñanza de los TJ:

En todos los lugares en los que el Sheol aparece en la Biblia nunca se asocia con vida, actividad o tormento. Más bien se vincula a muerte e inactividad.(20)

En contraste, vemos ambas, vida y actividad en la oración de Jonás a Dios (Jonás 2:1-9). También vemos tormento in 2:2:

Y dijo: invoqué en mi angustia [tsarah] a Jehová, y él me oyó; desde el seno del Sheol clamé, y mi voz oíste (RV).

La palabra Hebrea traducida como aflicción se define a continuación:

tsarah, tsaw-raw'; fem. de H6862; aprieto (i.e. fig. problema); trans. un rival femenino:--adversario, adversidad, aflicción, angustia, malestar, tribulación, dificultad.

Claramente, Jonás sufrió tormento si sufrió lo mencionado arriba. Más específicamente, la Escritura continúa diciendo lo siguiente acerca de su malestar dentro del gran pez:

Las aguas me rodearon hasta el alma, rodeóme el abismo; el alga se enredó a mi cabeza. Descendí a los cimientos de los montes; la tierra echó sus cerrojos sobre mí para siempre. Mas tú sacaste mi vida de la sepultura, oh Jehová, Dios mío. Cuando mi alma desfallecía en mí, me acordé de Jehová, y mi oración llegó hasta ti en tu santo templo. (2:5-7, rV).

Aunque la Sociedad Atalaya hace declaraciones autoritarias en cuanto a lo que la Biblia enseña, no debemos dejarnos engañar por ellos. Por lo general está equoivocados, como hemos demostrado.

Lloro y Crujir de Dientes

Este destino para los malos en fuego, también será acompañado de lloro y crujir de dientes, parecido a lo que podemos esperar del hombre rico en el hades:

Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes (Mt. 13:41, 42, RV).

Cuán contrario es el verdadero mensaje de la palabra de Dios a lo que los TJ enseñan acerca del lago de fuego y la aniquilación de los muertos inicuos:

es, de todas formas, claro, que Jesús usó Gehenna queriendo decir destrucción totalresultante del juicio adverso de Dios, haciendo así imposible su resurrección a la vida como alma. (Mat. 10:28; Luc 12:4, 5).(21)

... una destrucción que es eterna y que estará disponible siempre para recibir a cualquiera que en cualquier tiempo futuro ameriten la destrucción de God.(22)

La palabra de Dios es clara en cuanto al futuro más allá de la tumba para todos los que mueren en una condición espiritual sin salvación. Serán lanzados en el mismo lago de fuego que eternamente atormentará al diablo, al anticristo y al falso profeta (Apoc. 20:10, 15 cf. Mt. 25:41-46). Por lo tanto, además de un reino en el Paraíso Celestial que ganar (Luc. 23:43; Phil.1:21-23 cf. 2 Cor. 12:4; Apoc. 21:4), también hay un lago de fuego que evitar. Esto nos ayuda a comprender cuán importante y preciosa es la salvación. El Señor Jesucristo lo dijo de esta manera:

Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? (Marc. 8:36, 37, RV).

Un pasaje final que es necesario mencionar es Mt. 7:13, 14. Está indirectamente relacionado con el tormento de los condenados porque revela que la mayoría de la gente que ha nacido no podrán entrar en el Reino de Dios e irán a ese lugar de pesadilla. Querido lector, ¿es usted bíblicamente salvo en este momento? Si no, vuélvase de sus pecados y coloque su fe en Jesús para su salvación (Hech. 20:21). Si usted fue una vez salvo, pero perdió su salvación, arrepiéntase y regrese al Padre como el hijo pródigo (Luc. 15:24, 32). Recuerde: Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confienza del principio (Heb. 3:14). Vea también Mt. 10:22 y Apoc. 2:10, 11. Al final, pasaremos toda la eternidad en el Reino de Dios con sus muchos gozos y placeres (Isa. 35:10; Mt. 25:21, 23; Rom. 2:7; 2 Cor. 12:4; Apoc. 21:4; 22:3; etc.) o continuaremos experimentando dolor y tormento en un feroz, eterno e inextinguible fuego que fue preparado para el diablo y sus ángeles, sin ser nunca aniquilados y sin esperanza de salir. La elección es suya, ya que Dios ne desea que nadie se pierda, sino que todos procedan a arrepentimiento (2 Ped. 3:9). Ademád, muchos serán engañados por falsos profetas (Mt. 24:11) tales como E. G. White(23) y la Sociedad Atalaya. No sea usted una de sus víctimas ni las de nadie con enseñanzas similares.


Por favor, visite la página del internet "what's new" (Evangélico/Que es nuevo) para conocer acerca de nuestro nuevo libro 761 páginas,
"The Believer's Conditional Security" (La Seguridad del Creyente Cristiano): el más completo y comprensivo libro escrito hasta ahora para refutar
las enseñanzas de los salvos siempre salvos (este libro es en Ingles), o vea nuestra folleto de esta materia


*Nota: Como este documento es una traducción del original en Inglés, todas las citas a continuación son de libros en inglés.

(1) Ellen G. White, The Great Controversy Between Christ and Satan (Pacific Press Publishing Association, 1950), p. 535. El énfasis en negrillas es nuestro.regrese
(2) You Can Live Forever in Paradise on Earth (Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, 1982), p. 89.
Cuán presuntuosa resulta la Sociedad Atalaya al decir que esa una idea así nunca estuvo en el corazón de Dios, especialmente a la luz de las antes mencionadas Ecrituras.regrese
(3) Ibid., p. 81.
regrese
(4) The Great Controversy, p. 536.regrese

(5) Ibid., pp. 536, 537.
regrese
(6) Basanizo puede asociarse con dolor literal en el cuerpo (Mt. 8:6) y aún en el alma (2 Pet. 2:8). Compare esto con Mt. 10:28 y Apoc. 20:10.
regrese
(7) El Aniquilacionismo se conoce tambiénen Teología como "inmortalidad condicional."
regrese
(8) Clark Pinnock, citó de Four Views on Hell (Grand Rapids, MI: Zondervan Publishing House, 1992), p. 146.regrese
(9) You Can Live Forever in Paradise on Earth, p. 89.
Los Aniquilacionistas están por lo general prestos para señalar que el gehenna es una alusión a un crematorio de basura fuera de Jerusalem en tiempos de Jesús, donde una vez se ofrecían sacrificios a deidades paganas. Al utilizar el mismo término para describir el lugar de fuego y de tormento reservado para los muertos inicuos, el Señor estaba simplemete diciendo que los no salvados serán lanzados en el fuego como la basura era lanzada en el fuego afuera de Jerusalem.regrese
(10) La palabra Griega utilizada aquí es basanizo, la misma que se utiliza en Apoc. 20:10.
regrese
(11) Preservado ies uno de los significados de esta palabra Griega.
regrese
(12) La enseñanza popular de salvo siempre salvo, seguridad eterna security la perseverancia de los santos, no es Escritural, como lo demostró el Apóstol Judas Iscariote y muchos pasajes no citados aquí. Para ordenar el libro en Ingés de 801 páginas titulado, The Believer's Conditional Security [ISBN 0-9639076-0-3] con más de 650 notas al calce, envíe un cheque por $23.15 pagadero a: Evangelical Outreach, P. O. Box 265, Washington, PA 15301. Este libro es la más comprensiva y exhaustiva refutación a las enseñanzas de salvo siempre salvo, seguridad eterna y la perseverancia de los santos que ha sido publicada. No podrá ser refutado.
regrese
(13) Este pasaje sobre el infierno de fuego y condenación se refiere directamente a personas que una vez fueron salvas, pero que luego pecaron hasta el punto de convertirse en adversaries de Dios al pisotear al Hijo de Dios bajo sus pies, teniendo por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, haciendo afrenta al Espíritu de Gracia. Podemos asegurar que esa persona había sido salva anteriormente, porque establece que fue santificado por la sangre del pacto(la sangre de Jesús). Esto puede suceder cuando hay una verdadera regeneración. Heb. 10:26-29 refuta claramente la enseñanza de la seguridad eterna, también conocida como salvo siepre salvo o la perseverancia de los santos. La falacia común de que esos en realidad nunca fueron salvos se derrumba por el contexto de este pasaje. Esas personas nunca volvieron a salvarse, a diferencia del hijo pródigo (Luc. 15:24, 32) o los mencionados en Sant. 5:19, 20.
regrese
(14) Aid To Bible Understanding (Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, 1971), p. 701.regrese
(15) You Can Live Forever in Paradise on Earth, pp. 88, 89.regrese

(16) Ibid., p. 78.
regrese
(17) Porque las almas hablaban y fueron capaces de recibir una túnica, sabemos que estaban concientes.
regrese
(18) Ecl. 9:5,10 debe interpretarse teniendo a Ped. 3:19,20 en mente.
regrese
(19) Ibid., p. 77.
regrese
(20) Ibid., p. 83.
regrese
(21) Aid To Bible Understanding, p. 634.regrese

(22) Ibid., p. 1019.
regrese
(23) Para información sobre E. G. White, escriba a: Evangelical Outreach, P. O. Box 265, Washington, PA 15301.
regrese

NOTA: Este tratado fue traducido del Inglés al Español. Todas las fuentes citadas son en Inglés, pero la mayoría de ellas deben estar disponibles en Español también. Si no, utilice un diccionario de Inglés a Español si fuera necesario, para comparar la TNM con la KIT y para comparar las otras publicaciones de La Sociedad Atalaya utilizadas como referencia. Si tales publicaciones no están disponibles, pregúntese a usted mismo y a su Anciano, ¿por qué?

 

Por: Lic. Leticia de Muñoz L.D.L.T

I N T R 0 D U C C I O N

Al empezar a escribir sobre el tema,  el Castigo Eterno, nuestra intención es la de aclarar y ratificar que en realidad existe el infierno.

Es de nuestro interés desarrollar tres de los diferentes términos que se aplican al infierno. Dando inicio por el término Hades, Gehena y por último el Seol.

En este ensayo también estaremos desarrollando las tesis defendidas por cinco teorías respecto al infierno que en nuestra consideración son las más importantes.

Una de ellas que es la aniquilación, es defendida por la secta los Testigos de Jehová que en nuestros días se ha expandido con tal rapidez, y pues como propugnan que no existe el infierno van ganando prosélitos para su secta.

Sin embargo, el propósito de este ensayo es dejar bien clara, la indubitable realidad sobre la existencia del infierno, como se verá en el desarrollo del trabajo, y sobre todo al ver la refutación bíblica que se ha hecho de cada teoría citada.

Añadimos también que mencionamos la secta los Testigos de Jehová en este escrito, no tanto para decir lo que creen ellos sino para demostrar que hay gente que no cree en la existencia del infierno. Mas aunque ellos no crean, a la luz de las Sagradas Escrituras podemos darnos cuenta de que en realidad habrá un castigo eterno, para los impíos.

I.- LA TERMINOLOGIA APLICABLE AL INFIERNO.

La secta más popular de nuestros días es sin duda alguna los Testigos de Jehová. Esta secta se ha hecho popular por su arduo trabajo "evangelístico" de casa en casa. Sin embargo, las doctrinas que ellos proclaman han sido tergiversadas, y esto por aplicar la Teología Racionalista, o sea usar la razón y la lógica para la interpretación de la Biblia.

Al hacer uso de la razón, ellos dicen que no es posible que exista un infierno, porque Dios es amor, y no es lógico que Dios quiera quemar eternamente a sus hijos. Así mismo, ellos mal interpretan la terminología bíblica del infierno y es por eso que queremos aclarar este punto.

Hades.- Esta palabra griega se encuentra diez veces en el Nuevo Testamento. Siempre se le ha tratado como sinónimo de Seol, y por consecuencia esto ha puesto a los teólogos y exégetas en grandes aprietos que prefieren no traducirlas.

Sin embargo, a este lugar van las almas tanto de píos como de impíos, que están esperando la resurrección y el día del Juicio Final. Aún así este lugar es de reposo para los justos y de tormento para los injustos. 1

Aún y cuando estos términos han sido tratados como sinónimos, no por eso dejará de existir la doctrina del castigo eterno, pues con relación a ésta Cristo trajo la verdad. Por que él al hablar sobre la inmortalidad del alma hizo referencia al pago que tendrían tanto los justos como los injustos.

En relación a lo anteriormente expuesto, hablaremos también de la confusión que se ha hecho de la palabra Hades con la palabra Gehena. Si bien estos términos han sido confundidos por los exégetas de las Sagradas Escrituras o sea por aquellos que han tratado de interpretar la Biblia y lo han traducido de una manera errónea. Pues han dicho que tanto Hades como Gehena son el infierno; pero el Hades es a donde van los espíritus de los que ya han muerto tanto de buenos como malos. 3

El Gehena es lo que dice el escritor Cantrell, en su libro Explorando Nuestra Fe Cristiana:

Deriva del nombre del Valle del Hinom, una profunda quebrada que se encuentra al sur de Jerusalén, en la cual en los tiempos del Antiguo Testamento los malvados reyes Acáz y Manases sacrificaban a sus hijos en el culto idolátrico del falso dios Moloc (cf.11 Crónicas 28:3;33:6) . Josías, en su esfuerzo por eliminar la idolatría, lo convirtió en un vaciadero de basura, donde esta era incinerada y en el lugar donde eran arrojados los cadáveres impuros(Il Reyes 23:10). También fue el lugar donde se depositaron los cuerpos de los que habían muerto en la destrucción de Jerusalén ( Isaías 66 :24; Jeremias 7:32). De este modo, en los escritos proféticos se convirtió en epítome del lugar de juicio y la condenación (cf. Jeremías 7:31; 19: 6; Isaias 31:9). En el Nuevo Testamento Gehena significa castigo eterno y ya no se le identifica como el Valle del Hinom, como lugar geográfico. Es sorprendente que de las doce veces que la palabra Gehena, es decir,el infierno de castigo final, es utilizada en el Nuevo Testamento, once son palabras de Jesús (la excepción es Santiago 3:6). 4

Seol.- Esta palabra la encontramos por lo menos 63 veces en el Antiguo Testamento. Los hebreos creían lo que la palabra de Dios decía acerca del Seol, y por consecuencia ellos pensaron que las almas de los que morían iban a dicho lugar. 5

Sin embargo, esta palabra tiene dos significados en el Antiguo Testamento. Uno literal que significa que está en lo profundo de la tierra y uno figurado que significa un peligro. Según el libro de Daniel da un significado más acertado al respecto (Dn. 12:2) diciendo que es el lugar a donde van los muertos tanto píos como impíos, es decir que los justos van a resucitar para vida eterna y los injustos a un castigo eterno. 6

Como podemos observar la palabra infierno tiene por lo menos los tres significados que hemos visto y hemos querido estudiarlos con el objeto de ser más entendibles, pues nuestro siguiente punto a estudiar habla respecto a las teorías del destino de los malvados.

 

II.- EL FINAL DE LOS INICUOS.

El destino de los malvados ha sido una doctrina que se ha prestado a mucha controversia, y a consecuencia de ello se han desarrollado en la teología muchas teorías que desde el punto de vista bíblico son falsas o heréticas. A continuación vamos a considerar las más importantes de ellas.

El Universalismo: esta teoría afirma que todos los hombres son pecadores, pero que desde el momento en que Cristo consumó su sacrificio, todos vienen a ser salvos. Es decir que los hombres obtienen esta salvación aún sin hacer ningún acto de fe en ese sacrificio hecho por el hijo de DIOS.7 Este pensamiento toma como base lo que Pablo dice: "Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos, .8

La verdad es que esta cita, como cita aislada, parece apoyar el universalismo; pero hay que tomar en cuenta las leyes de la hermenéutica o sea la interpretación bíblica. Pues de acuerdo con lo que dicen éstas, todo texto debe ser analizado a la luz de su contexto y que una doctrina bíblica debe de ser apoyada por un buen número de pasajes bíblicos. Con lo que respecta al amor; es verdad que Dios es amor, pero a su vez Dios es justicia (Daniel 9:14; Apocalipsis 16:5), fuego consumidor(Salmo 18:8; Deuteronomio 4:24) y su ira es inmensa(Juan 5:36; Efesios 5:6; Colosenses 3:6). Myer Pearlman dice: "La teoría es contradicha por pasajes tales como Romanos 6:23; Lucas 16:19-31; Juan 3:36 y otros. Es en realidad, una misericordia el que Dios excluya a los pecadores del cielo, puesto que un pecador contaminado se sentiría tan infeliz en el cielo, como un creyente en el ínfíerno".9

La Restauración: esta teoría sostiene la idea de que el estar en el infierno será algo pasajero, que durará sólo un tiempo. Es decir que el pecador permanecerá en el infierno mientras cumple con el castigo por sus pecados. Mas esto no es así, puesto que las llamas del infierno no tienen ningún poder para salvar, pues sólo la sangre de Jesús lo tiene. Y sí el hombre no es obligado por Dios a salvarse durante su vida mucho menos después de que haya muerto y se encuentre en el infierno. 10

Esta teoría es refutada por Pearlman, al decir éste que si el castigo sólo se dará en una edad o sea durante un tiempo, entonces esto quiere decir que también la recompensa de los justos tendrá un límite. 11 Aunque esto no concuerda con lo que la Biblia dice: "Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mi malditos al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles". 12

Segunda Probación: en esta teoría se le llama segunda probación al estado intermedio en que se encuentran los espíritus cuando éstos han dejado el cuerpo al momento de morir. Esta teoría defiende la postura de que a todos los que ya han muerto se les debe de conceder otra oportunidad para que acepten a Cristo. Es decir que aún aquellos que tuvieron la oportunidad de aceptar a Cristo como su salvador personal pero que no tomaron en cuenta su sacrificio también son dignos de otra oportunidad para salvarse del castigo eterno. 13

Esta teoría tiene su fundamento en los textos de I Pedro 3:19 y 4:6 que dicen respectivamente: "En el cual también fué y predicó a los espíritus encarcelados ... Porque por esto también ha sido predicado el evangelio a los muertos, para que sean juzgados en carne según los hombres, y vivan en espíritu según Dios.'

Aunque es una realidad que Jesús descendió al abismo, también lo es que la muerte no tuvo poder sobre él para retenerlo en ese lugar. Ahora otra cosa, Jesús sólo anunció las nuevas de salvación a los que murieron sin él antes de su resurrección; pero desde que Jesús resucitó sólo son salvos del castigo eterno aquellos que le aceptan en vida como su Señor y Salvador. Aunque esta teoría opine que sólo se pierde aquel que no hace su decisión por Cristo en vida, pues ellos no le dan importancia a esto porque creen que tendrán otra oportunidad después de muertos. A continuación desarrollaremos la refutación a esta teoría. 14

La situación de incredulidad con la que el hombre vive queda fija para siempre después de que éste ha muerto, y esto lo podemos ratificar con lo que dice Lucas 16:19-31. Ahora de acuerdo con lo que dice la Biblia en Mateo 7:22,23; 10:32,33; sabemos que en el juicio final el hombre será juzgado por lo que hizo durante su vida, y no dice nada de que el hombre vaya a ser juzgado por lo que su espíritu haya hecho durante su permanencia en el estado intermedio. Ahora bien, el principio que esta teoría defiende de que por el solo hecho de que el hombre no acepte a Cristo como su salvador personal, le hace a éste digno de perecer, no es bíblico. Pues el hombre está condenado a morir por el pecado original que lleva en sí mismo y todos los demás que ha cometido durante su vida. Sin embargo, sabemos bien que si rechazamos a Cristo cometemos el pecado más grave de nuestras vidas, aunque de hecho nunca podremos tener en claro porque es el único pecado que nos conduce al castigo eterno. 15 Luís Berkhof nos dice al respecto: "La Biblia nos enseña que los gentiles perecen Rom. 1:32; 2:12 ... No hay evidencia bíblica sobre la que fundar la esperanza de que los adultos gentiles o cuando menos los gentiles niños que al morir no hablan llegado a la discreción, se salvarán" 16

Aniquilación: esta teoría defiende la idea de que las personas que mueren, se mueren de una vez por todas y ya no hay más sufrimiento que sentir. De hecho dejan fuera cualquier señal que hubiera de que los injustos tienen que sufrir eternamente por todo lo malo que hicieron en esta vida. Ellos toman como base bíblica la parábola del hijo pródigo en donde dice que él volvió a su hogar porque estaba pereciendo de hambre. Yo digo, sí esto hubiese sucedido que el hijo pródigo pereciera antes de llegar a su casa entonces no hubiese visto a su padre y éste no lo hubiese recibido. "Y nos dice también la Biblia que el mundo antediluviano pereció, anegado en agua (2 Pedro 3:6). Y, sin embargo, el mundo todavía continúa existiendo".17 Lo que esta teoría toma como base no es válida para el significado que ellos quieren dar a la palabra perecer, pues en estos dos argumentos que la Biblia contiene, ésta es usada como sufrir. 18 Y lo único que queremos dejar claro es que él que no acepte a Cristo no nada más va a morir y ya, sino que va a sufrir eternamente el castigo que se merece por su obstinada conducta e imprudencia de no aceptar y valorar el sacrificio que Cristo hizo para rescatarle del infierno.

Para ratificar que esta teoría está equivocada citaremos lo que dice L. Berkhof acerca de esto:

La aniquilación difícilmente puede considerarse como castigo, puesto que este implica conciencia de pena y desgracia, en tanto que, cuando termina la existencia cesa también la conciencia. Podría cuando mucho decirse que el terror de la aniquilación ser un castigo, pero este castigo no sería con mensurable con la transgresión y naturalmente el terror de un hombre que nunca tuvo dentro de sí la chispa de la inmortalidad jamás igualaría al de aquel que tiene la eternidad en su corazón, Ecl. 3 :11

El Purgatorio: es una doctrina defendida por la iglesia católico-romana. Esta doctrina dice que los fieles que mueren sin haberse purificado totalmente antes de su muerte tienen que pasar por el purgatorio. Para los católicos este lugar no es meramente un sitio de castigo, sino más bien un lugar en el cual se purifican los que mueren, y su estancia en el purgatorio o sea el tiempo que permanecerán ahí dependerá de las misas que los fieles vivos ofrezcan a su favor, las  oraciones o rezos que hagan por sus almas y a través del sacrificio de la misa. Otra cuestión es que, el Papa tiene  influencia en el purgatorio pues éste decide cuando un fiel muerto ha de pasar del purgatorio al cielo. En el purgatorio pueden permanecer sólo un tiempo o hasta que llegue el juicio final; pues este último punto es el que maneja la iglesia católica. Esta doctrina se funda en II Macabeos 12: 42-45, en un libro que no es aceptado por los protestantes. Sin embargo, también se apoya en varios puntos falsos que son: a) Que hay que añadir más obras al sacrificio de Cristo pues para ellos este sacrificio no es suficiente, b) Que debemos hacer buenas obras como mérito para entrar al cielo, c) Que la iglesia es la que tiene las llaves del cielo (es decir, la iglesia católica). Esto es totalmente errado puesto que la palabra de Dios dice que la sangre de Jesucristo tiene el suficiente poder para borrar el pecado sí nosotros se lo confesamos. 20 Aunque la iglesia católica niega esto, nosotros estamos ciertos y seguros que la única forma o el único camino para llegar al cielo y de esta manera no sufrir el castigo eterno, es confesando nuestros pecados a Cristo y aceptarle como el único y suficiente salvador personal. De esta manera habiendo desarrollado las doctrinas falsas sobre el castigo eterno y su refutación pasaremos al siguiente punto.

 

III.- LA REALIDAD DEL INFIERNO.

 

A pesar de que en muchas ocasiones nos hemos preguntado respecto al infierno, por medio de la Biblia nos hemos dado cuenta que Jesús habló de este tema durante su ministerio en esta tierra, y él describió este lugar como: el gusano que no muere, el fuego que no se apaga, las tinieblas de afuera, y donde será el lloro y el crujir de dientes, etc. También describió la situación en que se encontraría el hombre en este lugar, o sea separado de Dios y atormentado por su conciencia y el fuego donde se va a encontrar. Sin embargo, Jesús también dijo y nos dice todavía que este lugar fue preparado para el diablo y sus ángeles en Mt. 25:41. Este lugar es para ellos porque el Diablo se rebeló contra la autoridad de Dios y de paso hizo que se rebelaran contra Dios los ángeles que le acompañan hasta hoy. Pero el Diablo y estos ángeles no quieren ser los únicos en estar en el infierno y es por eso que diariamente luchan por llevar más hombres al infierno. Por lo cual cada día son más hombres que mueren sin Cristo en sus vidas. La palabra de Dios dice, que 'él que tiene al Hijo (de Dios) tiene la vida pero al que no de hecho ya está condenado eternamente. Es sorprendente e inexplicable la manera imprudente con que el hombre actúa al tomar una decisión equivocada respecto a donde pasará la eternidad. Dios nos ha dotado de libre albedrío para escoger nuestro destino final, mas cuán ingrato es aquel, que le es presentado el mensaje de salvación o sea aceptar a Cristo y lo rechaza. Es menester que tanto predicadores, como evangelistas prediquen con lágrimas en los ojos al predicar sobre este tema para tratar de convencer a los hombres de que el infierno no es un lugar deseable puesto que allá no solo estarán separados de la presencia de Dios sino que también estarán sintiendo las llamas del fuego eterno. Aunque respecto al infierno, a muchos les ha dado por interpretarlo simbólicamente en particular a los testigos de Jehová. Debe quedar claro que Jesús en ningún momento habló sobre el castigo eterno de los injustos de una manera simbólica, pues Cristo fue claro al decir que el fuego que ahí arde es eterno, que no se apagará jamás, durará por los siglos. Nuestra mente finita no alcanza a comprender los horrores que ahí vivirán los impíos. Aunque nadie ha visto el infierno, sabemos por las propias palabras de Jesús que este será el Castigo Eterno para los pecadores. Y que difícil será para aquellos que tuvieron la oportunidad de salvarse de este castigo y la despreciaron en vida. 22 Roger Nicole ha afirmado: Debe reconocerse que la doctrina del infierno es el tema más tenebroso en las páginas de las Escrituras. Pero nos da un trasfondo sobre el cual podemos comprender claramente hasta que punto el pecado es grave y hasta que punto el alma humana es importante, hasta qué punto es magnífica la obra redentora de Cristo y grande el poder de la gracia divina que arrebata al hombre del abismo y lo lleva hasta la bienaventuranza; hasta qué punto el llamado del Evangelio es urgente y urgente el ministerio de la predicación y las misiones. Es un elemento integral y vital de nuestra fe cristiana.

C 0 N C L U S I 0 N

Al dar por terminada la investigación sobre el tema que nos ocupó, a saber El Castigo Eterno, podemos decir, que logramos comprobar nuestra tesis. Y que en realidad existe el infierno., aún y cuando no sabemos de nadie que haya ido allá. Pero que más testimonio queremos sobre la existencia del infierno; que lo que Jesús nos dejó en la Biblia referente a esta doctrina.

También por la misma Escritura nos damos cuenta de que el castigo para los injustos será eterno y no solamente por un tiempo, como lo dicen los católicos y los que defienden la teoría de la segunda probación. Mas bien Jesús explicó que ese lugar llamado infierno es un sitio donde el pecador que no se entregó a Cristo será atormentado día y noche por la eternidad, con el fuego que allí arde, por el gusano que no muere, y aun peor, será atormentado por su conciencia pues se dará totalmente cuenta de que por la eternidad será separado de la presencia de Dios. Y más doloroso aún, será que su conciencia le acusará por haber despreciado en vida la oportunidad de librarse de ir al infierno con sólo haber aceptado el sacrificio de Cristo, que hizo por todos los pecadores. Pues Dios solamente creó el infierno para el Diablo y sus ángeles y no para la humanidad. Y si el hombre va al infierno es por no arrepentirse de sus pecados y entregar su vida a Cristo, o sea que no acepta a Cristo como salvador.

Por tanto es urgente que se predique que el infierno es realidad y no un mito o una historia de ciencia-ficción; para así librar a más hombres de ese doloroso destino.